Abogado especializado en accidentes en Houston

Los accidentes relacionados con la transportación pueden tener como consecuencia desde lesiones que van de leves a severas, e incluso la muerte que requieren de la ayuda de un abogado especializado en accidentes automovilísticos en Texas. Estos accidentes con frecuencia suelen ser traumáticos debido a que regularmente suceden en un instante sin ninguna advertencia, como una total sorpresa. De los más de 6 millones de accidentes de tráfico en los Estados Unidos que sucedieron en el 2005, más de 2.5 millones de personas salieron lesionadas y más de 43,000 murieron. La mayoría de estos daños y fatalidades se debieron a la negligencia del conductor y al descuido detrás del volante, relacionados con el alcohol o no. Solamente un pequeño número de estos se debieron a malas condiciones del clima o falla del equipo. Esto nos revela con tristeza que casi todos los accidentes de tráfico y los daños consecuentes y muertes se pueden prevenir con mejores hábitos de manejo. Una persona que sale lastimada como resultado del manejo negligente de alguien más, puede tener derecho a una compensación por daños, lesiones, e incluso por dolor y sufrimiento. La persona lesionada debe probar que la negligencia de la otra persona causó no sólo el accidente, sino que el accidente ocasionó los daños que se demandan.

Nuestro abogado especializado en accidentes en Texas maneja una variedad de demandas por accidentes para clientes en Texas, (incluyendo Houston, Dallas, Fort Worth, Austin y San Antonio),
e incluso aquellos que resultan de:

Accidentes de camiones de carga, Accidentes automovilísticos, Accidentes de camiones, Accidentes de barcos, Accidentes por manejar en estado de ebriedad, Accidentes de motocicleta, Accidentes de ferrocarril

Manejar en estado de ebriedad responde a cerca del 40% de los accidentes de tráfico reportados. Sólo imagine, si manejar en estado de ebriedad se eliminara mañana, eso solo disminuiría los accidentes de vehículos de motor, lesiones y fatalidades casi a la mitad, si no es que más. Esta es la admirable misión de la asociación de Madres contra Conductores Ebrios (MADD por sus siglas en inglés). Casi la mitad de las fatalidades por accidentes de tráfico en Texas está relacionada con el exceso de velocidad e igual que otra perspectiva, casi la mitad de las fatalidades está relacionada con el alcohol, aunque estos números están muy parejos, ya que conducir en estado de ebriedad perjudica el razonamiento y en la mayoría de los choques causados por el alcohol, el exceso de velocidad fue un factor.

El alcohol y el exceso de velocidad son también causas comunes de accidentes de motocicleta, barco y camiones pesados. El descuido al operar estos potencialmente peligrosos vehículos motorizados es una probable causa de la cantidad de daños severos y fatalidades en este tipo de accidentes, incluyendo quemaduras, lesiones cerebrales y en la espina dorsal. Con frecuencia las motocicletas “no son vistas” por muchos conductores que tienen alguna colisión con ellas; algunas veces porque la velocidad a la que va el motociclista, o algunas veces la falta del manejo defensivo y de estar consciente de los conductores y motociclistas a su alrededor. Las altas velocidades hacen mucho más difícil controlar un vehículo durante las condiciones adversas de clima, o de una falla inesperada en el equipo, como una llanta ponchada.

En estos tiempos, la negligencia en el manejo es común simplemente porque el conductor no estaba prestando atención en ese segundo previo al accidente. Ya sea porque la distracción era estar hablándole a otro pasajero o a un niño, cambiando un CD o una estación en el radio, comiendo, maquillándose, o hablando por un celular; estas distracciones con frecuencia evitan que el conductor tenga una reacción normalmente rápida, necesaria para cambiar las condiciones de tráfico, como una frenada rápida en tráfico pesado o evitando un objeto o animal en el camino. Algunos ejemplos de causas más serias de accidentes donde las leyes se violan, es cuando se desobedecen los señalamientos de tráfico, no señalar al dar una vuelta o cambiar de carril, manejar a velocidad más alta o más baja del límite señalado, desatender las condiciones climáticas o de tráfico, y manejar bajo la influencia de drogas, alcohol, o una combinación de ambos.

Los accidentes de ferrocarril, sí ocurren aunque sea el tipo de accidentes de transporte menos frecuentes. Los números, en cientos, pueden parecer diminutos comparados con los accidentes de tráfico (millones); sin embargo, son casi evitables. Las causas pudieran ser un conductor negligente que desobedece el semáforo del cruce de ferrocarril, negligencia en las medidas de seguridad de una compañía ferrocarrilera como empleador, o incluso el mantenimiento no adecuado y la falla del equipo (ya sea del tren o de un cruce de ferrocarril en mal funcionamiento). Tanto un descarrilamiento, un choque con un automóvil o un peatón, mal funcionamiento del equipo, o un choque con otro tren, por fortuna este tipo de accidentes son evitables en casi un 100% si los que están involucrados en la industria ferrocarrilera toman las medidas adecuadas. La mejor solución para reducir el número de accidentes relacionados con los ferrocarriles son mejores procedimientos de seguridad y estricto apego a ellos por parte de las compañías ferrocarrileras y los empleadores.

Los daños o la muerte debido a la negligencia y descuido por parte de otro merecen compensarse y algunas veces esa compensación se debe lograr por medio de la ley estatal o federal. Contacte al Bufete The Pursley Law Firm para platicar sobre sus opciones o llene nuestra Forma de Evaluación del Caso y nuestros abogados especializados en accidentes de camiones pesados o automóviles en Texas se comunicará con usted en las siguientes 24 horas.

Marquis Who's Who in America 2007

Texas Personal Injury Blog

Visite Nuestras Oficinas con Cita Previa:

Houston:
4615 Southwest Freeway
Suite 700
Houston, Texas 77027
Tel: (713) 893-0022