Abogados especialistas en daños personales en Houston

El Bufete The Pursley Law Firm, como abogados en daños personales en Texas, desea ayudarle a conocer más sobre sus derechos legales como ciudadano de Texas. Usted pudiera tener un caso para proceso si ha sido lesionado en Houston, Galveston, Dallas, Fort Worth, Tyler, San Antonio, Corpus Christi, Austin y en la mayor parte de las ciudades de Texas. Un abogado con experiencia en daños personales en Houston del bufete Pursley Law Firm evaluará su demanda sin costo para usted para determinar si tiene un caso para proceso.

El área de la ley sobre daños personales consta de casos y demandas presentadas por un abogado de Texas especializado en daños personales, que busca el pago de daños compensatorios para una persona o personas que sufrieron algún daño o lesión. Regularmente es un jurado el que otorga los daños compensatorios una vez que ha examinado el caso y que ha encontrado a la parte acusada responsable de las lesiones. Esta compensación se otorga por un jurado, para cubrir facturas médicas, tiempo de trabajo perdido, pérdida en la capacidad de ingreso, y algunas veces por dolor y sufrimiento. Las personas sufren un daño por circunstancias que no son su culpa y por algo o por alguien sobre lo que no tienen control. Estas lesiones ocurren debido a que otra persona no ha atendido debidamente la seguridad de la persona o personas lesionadas.

Nuestros abogados especializados en lesiones o daños personales de Texas manejan varios tipos de demandas por lesiones para clientes que viven en Texas, incluyendo aquellos que resultan de lo siguiente:

Lesiones industriales, Lesiones en la construcción, Daños por explosión en las refinerías , Daños cerebrales, Daños por quemaduras, Daños en la columna vertebral, Daños por electrocución, Daños por moho tóxico, y Daño por manganeso

Puede encontrarse responsable por los daños recibidos a una persona, compañía u otra entidad, y dependiendo del tipo de caso y sus circunstancias, pudiera haber más de un responsable. Si se encuentra responsabilidad por el daño, es porque se probó en el proceso que no se cumplió con un deber de ley. Las leyes que regulan los procesos por daños personales disponen que exista un deber de acatar un modelo razonable para salvaguardar la seguridad de aquellos en el mismo ambiente que la persona o compañía responsable. La norma es que una persona debe hacer igual que otra persona en las mismas o similares circunstancias. Si se prueba que la persona no actuó en la misma forma razonable que otra persona lo hiciera, y por eso se ocasiona una lesión, puede resultar responsable por dicho daño o lesión.

Las lesiones en el trabajo relacionadas con el empleo con frecuencia suceden por la negligencia del empleador en el cuidado y seguridad de los empleados mientras se encuentran desarrollando su trabajo. Las industrias particulares que tienen el mayor número de empleados lesionados son, entre otras: las industriales y de fabricación, construcción, refinerías y transporte de bienes. Los empleadores pueden ser responsables de no asegurarse de que sus empleados desarrollen y se adhieran a las normas más altas de seguridad. Al mismo tiempo, los empleadores son responsables de asegurar en forma razonable un ambiente de trabajo seguro para sus empleados, dando el mantenimiento adecuado al equipo, protegiendo a los empleados de sustancias tóxicas y perjudiciales, y de la capacitación relacionada con la seguridad de otros empleados.

La exposición a toxinas como el asbesto, sílice, moho tóxico y manganeso, es común en muchos ambientes de trabajo de obreros. Este tipo de exposiciones puede causar enfermedades inmediatas u ocasionar más tarde en la vida una enfermedad serios y severos daños. Con frecuencia, es el descuido o la negligencia cuando los empleados tienen un nivel no saludable de exposición a las sustancias tóxicas en el trabajo porque el empleador no implementó procedimientos de seguridad razonable. Antes de que la salud pública y las leyes laborales fueran más estrictas en proteger la salud de los empleados, miles de ellos eran, a sabiendas, expuestos a diversas sustancias dañinas durante el auge industrial en los Estados Unidos hasta 1970 y 1980. Estas exposiciones a sustancias tóxicas puedan ocasionar numerosos problemas de salud que incluyen el aumento en los síntomas de alergia, daño a órganos, cáncer, y otras enfermedades terminales.

La construcción o una refinería son dos de los tipos de trabajo más peligrosos comparados con cualquier otro tipo de empleo. Aunque las explosiones en las refinerías puedan parecer poco comunes en las noticias, es bastante común que sucedan pequeños incidentes regularmente que no captan la atención de los medios de comunicación como pudiera hacerlo una explosión grande con muchas muertes y circunstancias más trágicas. Las explosiones en las refinerías casi siempre han sucedido en los pasados 50 años debido al inadecuado mantenimiento del equipo y a la falta de procedimientos de seguridad. Es verdaderamente trágico que estos cientos de muertes y daños se pudieron haber evitado. Lo mismo es cierto en la industria de la construcción. Ya sea que se trate de un trabajador que se cae o que un objeto caiga sobre un trabajador, regularmente las prácticas de seguridad más estrictas pueden evitar que ocurran muchos daños y muertes cada año en sitios de construcción en todo Estados Unidos. Las caídas son la causa más común de daños y muertes en la construcción. Pero con tantas piezas diferentes de equipo dentro y fuera de los sitios de construcción, diario o semanalmente, hay un gran riesgo que algún equipo o máquina no tenga el mantenimiento adecuado de seguridad. Desafortunadamente, un riesgo en aumento lleva a otro con más daños y fatalidades.

Los traumas severos, como electrocución, daños cerebrales, quemaduras y daños en la columna vertebral van de la mano con los accidentes en la construcción y en las refinerías. La tragedia de estas lesiones relacionadas con el trabajo es que alteran seriamente la vida, y llevan a cuidados de salud muy caros por un largo período de tiempo, si acaso no por el resto de la vida de las personas lastimadas. Y aún peor, los daños pueden ser tan severos que lleven a la muerte. Aunque las electrocuciones con frecuencia son mortales, pueden también resultar en daños serios, que incluyen daño cerebral y cardiaco, o quemaduras en el lugar del contacto eléctrico. Los daños cerebrales son tal vez los más comunes ocasionados por accidentes automovilísticos, o algo que golpee la cabeza, ya sea un objeto que cae u otro tipo de golpe en la cabeza. Dependiendo de la velocidad del impacto, la fuerza y ubicación, los daños cerebrales pueden variar y pueden ser leves como una concusión o mucho más serios y llegar a un daño permanente y pérdida del uso de esa área del cerebro o la muerte. La gravedad de daños por quemadura varía según la cantidad de cuerpo que se quema y el grado de dicha quemadura. Obviamente, las explosiones de las refinerías ocasionan una seria cantidad de daños por quemadura debido a la cantidad frecuente de sustancias tóxicas e inflamables y al ambiente volátil al que están expuestas por el manejo indebido. Los daños a la columna vertebral pueden ser comunes en trabajos industriales y de construcción, debido a las lesiones comunes por caída y por la fuerza que posiblemente se involucra en estas áreas de trabajo con equipo grande y pesado.

La falta de cuidado razonable bajo las circunstancias por otra persona y con frecuencia toda una compañía, significa que ha habido negligencia y descuido que llevan a los daños y lesiones de otra persona o personas. Si esto se puede probar con testigos, hechos, documentación y otras fuentes oficiales de información como el testimonio de un perito, usted tiene derecho a la compensación por las lesiones y pérdidas financieras que sufra como resultado de la lesión. Para que su caso por daños personales pueda ser evaluado por un abogado experimentado, contacte a Pursley Law Firm o llene nuestra Forma de Evaluación del Caso y un abogado se pondrá en contacto con usted en las siguientes 24 horas.

Marquis Who's Who in America 2007

Texas Personal Injury Blog

Visite Nuestras Oficinas con Cita Previa:

Houston:
4615 Southwest Freeway
Suite 700
Houston, Texas 77027
Tel: (713) 893-0022